La Brújula


Una brújula no consiste más que en un objeto imantado y dispuesto de manera que oscile sin rozamiento , de esta manera aprovecha el natural magnetismo terrestre para disponer de una referencia fiable para orientarse indicando en norte magnético.
Visto así resulta sencillo, pero los problemas radican en menor y mayor exactitud.

Las brújulas que se comercializan constan de una aguja de acero imantada bicolor montada sobre un zafiro que hace de eje, inmerso dentro de un receptáculo hermético y relleno de un líquido estabilizador que hace de amortiguador para que no oscile demasiado la aguja indicadora. Los precios y la calidad varían según los materiales y la precisión que tengan la brújula. Se pueden encontrar varios modelos diferenciados...la brújula tipo militar o lensática, plegable, metálica y con mirilla para tomar acimuts, la de base transparente para poder consultar mejor con los mapas y la más idónea para la orientación, y la más simple, contenida en una caja.

Aún así hay que evitar los modelos de brújulas menos indicados para la orientación , como:
-Las que no contienen líquido estabilizador, porque resultan imprecisas.
-Las que contengan alguna burbuja de aire en el interior, porque la precisión disminuirá.
-Las que no disponen de base transparente y dificultan el uso con los mapas.
-Las que van acopladas a cuchillos, navajas, bastones, etc. ya que resultan imprecisas debido al golpeo o uso de los objetos a los que van sujetos.
-Aquellas cuyos indicadores como grados y puntos cardinales se encuentran impresos y no grabados, y que con el uso se borrarán.


external image brujula-1.jpg



¿Cómo orientarse sin la brújula?

Hemos de tener en cuenta que la orientación por métodos naturales es sumamente imprecisa. En la mayoría de los casos, sirve únicamente para casos específicos, no tiene una práctica utilidad. Por ejemplo, siempre suele decirse que el sol sale por el Este y se pone por el Oeste. Pues esto no es siempre así ya que esto solo ocurre dos días al año, en los equinoccios de primavera y otoño (21 Marzo- 23 de Septiembre). El resto de los días, a partir del equinoccio de primavera, se va desviando y según se acerca al solsticio de verano (22 de junio) sale por el Nordeste y se pone por el Noroeste volviendo a “desviarse” hasta su posición normal en el equinoccio de otoño . Este proceso se repite con el desvío hacia el Sudeste a partir de esta fecha. En cambio la orientación al medio día (punto de máxima verticalidad) es siempre hacia el sur con lo que poniéndose de espaldas al Sol nuestra sombra indica el Norte. Claro, en verano, puede ser problemática su localización y además debemos tener en cuenta que la hora oficial de nuestros relojes no suele estar ajustada con la solar.
LA LUNA. Cuando se encuentra en su fase creciente, con forma de “D”, los cuernos apuntan al este, mientras que el período menguante, con forma de “C”, estos apuntan al oeste.
ORIENTÁNDONOS CON LAS ESTRELLAS.
Orientación por las estrellas en el hemisferio boreal (por ejemplo en España) :
Mirando hacia el norte y a unos 45 grados del horizonte podemos ver las constelaciones de la Osa Mayor y de la Osa Menor. Las dos tienen las estrellas más importantes colocadas de la misma forma: cuatro de ellas forman los ángulos de un cuadrilátero que se llama el Carro, otras tres forman el timón del Carro. La Estrella Polar está en la extremidad del timón de la Osa Menor y en la dirección Norte.
moz-screenshot-12.jpgmoz-screenshot-11.jpgmoz-screenshot-13.jpg
external image estrellas.jpg


CON EL RELOJ. En el emisferio Norte: Fijar la hora solar y apuntar con la manecilla pequeña hacia el Sol. La bisectriz del ángulo que forman la manecilla pequeña y las doce del reloj sitúa el sur.
Para ello debemos de conocer la hora solar que en España y los paises de su franja horaria es de 2 horas menos en verano y una en invierno.


external image reloj.jpg

METODO 1 DEL PALO DE SOMBRA. Este método funciona en cualquier momento del día que haya sol y en cualquier latitud.
-Colocar un palo vertical en un terreno o zona llana.
-Observar donde cae la sombra y marcar el extremo con una señal, piedra o palo (a).
-Esperar 15 minutos y marcar la nueva punta de la sombra (b).
-Unir estos dos puntos y se obtendrá la dirección este-oeste, siendo el oeste la primera marca. .
external image el-palo.JPG

METODO 2 DEL PALO DE SOMBRA. Este otro método es mucho más preciso pero hay que disponer de bastante tiempo, por ejemplo si nos encontramos durante un día acampados, etc.
-Se marca la primera punta de sombra por la mañana.
-Se traza un arco con un radio igual que la longitud del palo, situándose el palo en el centro. Cuando se acerque el mediodía la sombra se arrugará y moverá.
-Por la tarde la sombra se alargará, cuando toque el arco de nuevo marcar el lugar EXACTO donde lo hace.
-Unir estos dos puntos y se obtendrá la dirección este-oeste, siendo el oeste la primera marca matinal.

external image el-palo-2.JPG
METODO 3 DEL PALO DE SOMBRA. Este método es muy fácil para averiguar el norte.
-Colocar un palo vertical en un terreno o zona llana a las 12 del medio día hora solar.
-Observar donde cae la sombra porque ese es el Norte.
external image el-palo-3.JPG
INDICIOS NATURALES. Los árboles y las rocas suelen tener un musgo en su parte norte. Las hormigas abren las bocas de sus hormigueros mirando hacia el sur . Los círculos concéntricos de los tocones de los árboles cortados están mas juntos en la dirección sur. Al mediodía el Sol se encuentra inclinado en dirección sur.

Si quieres aprender más, pulsa sobre el enlace : http://www.geo.ya.com/ascensiones/indice.htm



Orientación con la Brújula

Aunque los gráficos y las instrucciones están sacados del folleto de instrucciones de la brújula de la marca Recta DS56, valen para la gran mayoría de brújulas de base transparente con o sin espejo.
Importante; En mapas sin red de cuadrícula N-S deben trazarse rectas N-S cada 3 o 4 cm en el mapa.

Orientación aproximada:
"A mano libre", se sostiene la brújula a la altura de la cintura y se observa desde arriba el centrado de la aguja.

Orientación del mapa:
a. Ajustar el ángulo de dirección N=0º.
b. Colocar la brújula en dirección norte a lo largo de la red de cuadrícula N-S sobre el mapa.
c. Girar el mapa con la brújula hasta que la punta N de la aguja quede entre las marcaciones del norte.

external image brujula-3.JPG

Determinación de la dirección de marcha en el mapa:
Este es el método más usado para orientarse con la brújula ya que es rápido y eficaz. Consiste en averiguar primero el rumbo y después apuntar y avanzar tomando referencias en el terreno, pero para ello es preciso saber donde nos encontramos.

a. Colocar la brújula sobre el mapa con un canto lateral sobre la recta que une la posición actual A y el punto de destino B. La flecha direccional debe apuntar hacia el destino B.
b. Girar la cápsula de la brújula hasta que las líneas N-S de la cápsula estén ubicadas paralelamente a la red de cuadrícula N-S del mapa.
c. Levantar la brújula y apuntar, orientando la brújula hasta que la aguja que indica el N coincida con la marca de Norte; entonces en esta dirección seleccionar puntos destacados del terreno como referencia .

external image brujula-4.JPG

Determinación de un punto visible en el terreno:
a. Apuntar con la brújula el punto a determinar y ajustar el ángulo de dirección girando la cápsula de la brújula (ubicar las marcaciones del Norte de la cápsula sobre el Norte de la aguja).
b. Marcar en el mapa la posición actual propia.
c. Colocar la brújula sobre el mapa, arrimar el canto anterior de la deslizadora al punto de la posición actual, girar la brújula alrededor del punto de la posición actual hasta que las líneas N-S de la cápsula estén paralelas a la red de cuadrícula N-S del mapa.
d. El punto a determinar se encuentra en la línea generada por el canto lateral de la brújula.


external image brujula-5.JPG

Determinación de la posición actual propia:
a. Apuntar con la brújula un punto conocido en el terreno y ajustar el ángulo de dirección.
b. Colocar la brújula sobre el mapa con el canto lateral en la marca del punto conocido y girarla hasta que las líneas N-S de la cápsula estén paralelas a la red de cuadrícula N-S del mapa.
c. Trazar en el mapa una recta paralela al canto lateral de la brújula en dirección de la parte anterior de la brújula, pasando por el punto conocido utilizado.
d. Elegir y apuntar un segundo punto y proceder nuevamente según operaciones a-c.
e. El punto de intersección de las dos rectas indica la posición propia buscada (la posición se determina con mayor exactitud si el ángulo de las dos rectas se aproxima a 90º).

external image brujula-6.JPG

El Método por Desviación 90º
Este es el más sencillo y se realiza rodeando al obstáculo girando en ángulos de 90º.
1. Salís del PUNTO A pretendiendo llegar al PUNTO C con RUMBO 233º.
2. Te encuentras con el obstáculo: En el PUNTO B.
3. Cambias tu rumbo girando 90º (Para calcularlo con la brújula: 233º - 90º = 143º).
4. Caminas hasta salvar el obstáculo contando tus pasos: Hasta el PUNTO D.
5. En D hacéis un nuevo giro de 90º volviendo a tu dirección inicial (143º+90º = 233º).
6. Caminas de nuevo hasta salvar el obstáculo: PUNTO E.
7. En E hacéis otro giro de 90º (233º + 90º = 343º) y avanzáis tantos pasos como caminaste en 4 llegando al PUNTO F.
8. En F te encontrarás en la línea A-C. Giráis 90º nuevamente (343º - 90º = 233º), y continuas tu camino.
9. Si quisieras estimar la distancia total del recorrido, deberás descontar los trayectos B-D y E-F.
external image salvando-obstaculo-90.gif

El Método por Desviación 60º
Este es una alternativa del método anterior para aquellos casos en los que el obstáculo es menor por o que se pueden realizar menos giros.
1. Salís del PUNTO A pretendiendo llegar al PUNTO C.
2. Te encuentras con el obstáculo: En el PUNTO B. Los cambios de rumbo serán de 60º en lugar de 90º.
3. Caminad girando 60º tu rumbo original, contando los pasos hasta llegar al PUNTO D, que debe ser el lugar donde ya pasaste al obstáculo.
4. En D volvéis a girar 60º hacia tu rumbo original y repetís la cantidad de pasos que obtuviste en 3.
5. En E te encontrarás nuevamente en la línea A-C. Giráis 60º y estás otra vez en rumbo.

external image salvando-obstaculo-60.gif

Instrumentos complementarios
El curvímetro:
Es un elemento menos imprescindible en lo que se refiere a orientación. Se utiliza para medir sobre el mapa la distancia recorrida de un trayecto determinado . Aunque esto mismo se puede hacer con la escala del mapa y una regla, el curvímetro aporta rapidez y comodidad, gracias a una ruedecilla que tiene en un extremo se recorre el trayecto a realizar sobre el mapa aunque sea muy quebrado y contenga curvas y cambios de dirección (este es una de sus ventajas), y las esferas que contienen unas escalas conversoras, nos dicen los kilómetros recorridos directamente.

Se pueden encontrar modelos mecánicos y digitales, siendo los primeros los más comúnes. Algunas brújulas incorporan incluso un curvímetro.

external image curvimetro.JPG
Si quieres aprender más, pulsa sobre el enlace : http://www.geo.ya.com/ascensiones/indice.htm

Información extraída de esta página