1. Intenta NO ir solo/a a la montaña y procura dejar constancia de la actividad e itinerario que pretendéis realizar, indicando la hora prevista de salida y llegada.

2. NO sobrevalores tu experiencia y condición física, y pon especial atención cuando te acompañen personas con poca experiencia o niños/as: su fuerza y resistencia física suele ser menor.

3. Planifica previamente el itinerario a realizar; consulta mapas, libros, o simplemente pide información a otros/as montañeros/as. Conoce la distancia a recorrer y los desniveles a superar, valorando si se trata de un recorrido a tu medida, y reflexiona la posibilidad de formar parte de un Club de Montaña. No olvides consultar la meteorología.

4. Si habitualmente practicas alguna modalidad deportiva de montaña, piensa en la posibilidad de Federarte.

5. Prepara con tiempo, NO a última hora, tu equipo y el material que preveas vas a utilizar, de este modo evitarás olvidos o usar equipo o material en mal estado, REVÍSALO.

6. Inicia la actividad a una hora prudente: cualquier eventualidad, si se hace de noche, es mucho más complicada de solucionar.

7. Recuerda que la actividad finaliza con la llegada al punto de partida, por lo que NO descuides tu atención en los descensos, pues es en esta etapa del recorrido en la que suelen tener lugar un mayor número de accidentes, especialmente motivados por la mayor relajación tras haber terminado el ascenso y por el mayor cansancio acumulado.

8. Las caídas NO sólo se producen en terrenos difíciles, sino también en los fáciles, por lo cual mantén tu atención durante todo el recorrido con el fin de evitar caídas.

9. NO tires piedras, pues NO sabes donde pueden caer, y ten cuidado con desprender piedras al andar o escalar, puedes provocar un accidente golpeando a montañeros/as que estén por debajo; si a pesar de todo se desprendiese alguna piedra AVÍSALO : ¡ PIEDRA! Con ello darás la opción a los/as de abajo a protegerse. En pasos expuestos por caída de piedras, crúzalos lo más rápido posible, no olvidando la seguridad.

10. Si observas que las condiciones pueden volverse adversas (cambios de tiempo, se hace de noche, el itinerario es muy difícil,...) piensa en la posibilidad de regresar como medida preventiva.

11. Procura llevar algún medio de comunicación para pedir ayuda en caso de accidente.

12. En caso de accidente, no pierdas la calma y actúa con “tranquilidad”.

13. Lleva siempre en tu mochila comida y bebida de reserva, y recuerda "comer antes de tener hambre y beber antes de tener sed”.

14. Infórmate sobre la existencia de refugios guardados o no; pueden ser un apoyo importante para tu actividad.

15. Si el itinerario pasa por un espacio protegido, no olvides informarte sobre la legislación vigente.

16. Cuida la montaña; no dejes huella de tu presencia. Es de todos/as y para todos/as: ¡¡¡¡¡ DISFRÚTALA Y CUÍDALA!!!!!

17. Memoriza y recuerda siempre: Emergencias: 112 – Guardia Civil: 062.

(Hacer clic aquí para ver la página desde la que se ha extraído la información).